inclusão de arquivo javascript

 
 

Economia » Noticias

 Pensamientos positivos dan impulso vital a deportistas

06 de Diciembre de 2009 • 07:19hs

Por John Mehaffey

LONDRES, nov 6 . - La elite del deporte profesional

pone a prueba la mente, el espíritu y el cuerpo con sus

implacables demandas.

Cuando la diferencia entre ganar y perder puede tratarse de

una fracción de segundo o el rebote inesperado de una pelota,

alentar pensamientos positivos e inhibir el miedo al fracaso es

un tema recurrente en las vidas de los atletas exitosos.

El capitán del equipo inglés de cricket, Andrew Strauss, es

un reciente converso al poder del pensamiento positivo,

elogiando el polémico libro de autoayuda "The Secret" después

de su paso por la jungla internacional.

"La teoría dice que aquello sobre lo que piensas pasa",

dice Strauss en su propio libro "Testing Times". "Si tienes

pensamientos positivos, entonces esos pensamientos se harán

realidad", agrega.

"The Secret" de la escritora australiana Rhonda Byrne, que

fue convertido película, ha sido elogiado como un texto que

podría cambiar la vida de las personas y también fue calificado

como pretenciosa charlatanería psicológica.

Sea cual fuera el veredicto, las lecciones que Strauss

extrajo en el 2008 - pensamientos positivos, un marco

victorioso de pensamiento, visualizar el éxito- sin duda no son

nada nuevo.

Veinticinco años antes, los mismos principios resucitaron

la vida y la carrera del mayor jugador de cricket neozelandés,

Richard Hadlee.

Al final de un año agotador dentro y fuera del campo de

juego, Hadlee estuvo cerca de colapsar física y mentalmente.

"Podría sonar un poco melodramático, pero en ese momento

estaba preocupado con la idea de morir. Estaba convencido de

que tenía problemas cardíacos, lo que me hizo peor", dijo

Hadlee.

WILKINSON REGRESA

El experto en motivación Grahame Felton, quien dictó un

curso de tres horas para el equipo de Canterbury, transformó la

vida de Hadlee.

Felton habló sobre visualización, control y fe, explicó que

el temor era negativo y enfatizó la importancia de ponerse

metas.

"No es fácil recapturar el clima de esa sesión", recordó

Hadlee. "Fue intensa. El mensaje de Grahame fue tan convincente

que fue como ver la luz de repente", dijo Hadlee.

Por supuesto, hay dificultades lógicas con todos estos

pensamientos positivos, descritas en "The Secret" como la "ley

de la atracción".

Un entrevistador escéptico le preguntó a Strauss dónde se

encontraba el equilibrio de poder cuando el lanzador

contrincante actuaba también con la mente repleta de

intenciones positivas.

"Supongo que la ley de la atracción dice que si el lanzador

cree en sí mismo más que lo que tu crees en ti mismo, entonces

él saldrá vencedor", admitió.

"Pero siempre he creído, y supongo que debes creer esto

como bateador, que si haces todo bien, entonces no hay lanzador

que pueda contigo. Jamás. En otras palabras, la ley de la

atracción está más de mi lado que del suyo", agregó.

Las estadísticas están del lado de Strauss. Ha tenido un

éxito ininterrumpido como bateador desde su regreso al

seleccionado inglés y llevó a su país a ganar el Ashes sobre

Australia este año.

El año también marcó el regreso de Jonny Wilkinson al

equipo inglés de rugby. Las batallas de Wilkinson contra una

serie aparentemente interminable de lesiones desde que pateó el

tanto ganador en la final de la Copa del Mundo del 2003 están

bien documentadas.

También lo es su desesperanza con la obsesiva búsqueda de

perfección que ha dominado toda su vida.

FISICA CUANTICA

"Nací perfeccionista", dijo Wilkinson en su libro "Tackling

Life". "Desde que tengo memoria he luchado por un mundo ideal y

por mi propia imagen perfecta dentro de él", sostuvo.

He dejado estas creencias bien atrás. La búsqueda de

resultados perfectos y duraderos en un mundo en permanente

evolución y acontecimientos impredecibles ha resultado una

vocación muy costosa e implacable por momentos", expresó.

Wilkinson, de 30 años, ha buscado incesantemente dar con la

serenidad que lo ha eludido durante gran parte de su carrera

deportiva. El año pasado se abocó a la física cuántica y al

budismo.

"No me gustan las categorías religiosas pero existe una

conexión entre la física cuántica y el budismo, a lo que

también me estuve dedicando. Fracasar en algo es una cosa pero

el budismo nos dice que está en nosotros la forma de

interpretar ese fracaso", señaló Wilkinson.

El psicólogo deportivo radicado en Londres Victor Thompson,

quien se especializa en ansiedad, estrés y seguridad, dijo que

cuanto más avanzaban los atletas en sus deportes, más

importante se volvía el pensamiento positivo.

"Es más probable que tengas éxito porque lo esperas", dijo

a Reuters en una entrevista telefónica.

"No es que necesariamente te va a dar poderes adicionales,

sólo se trata más de activar las partes que son más activas y

positivas y hacer las cosas de forma más útil que ser temeroso,

restrictivo, cauteloso y negativo", aseveró.

(Editado en español por Marion Giraldo)

REUTERS NL MG/


Todos los derechos de reprodución y representación son reservados.
 
 
 
 
 
 
 
,